Volver

Controlar la incontinencia cuando viaja

 

En nuestra comunidad hemos escuchado de personas que manejan los aspectos prácticos de la incontinencia para poder hacer trabajos exigentes físicamente, practicar deportes extremos y llevar un estilo de vida muy activo. Es inspirador, ya que los desafíos emocionales que conllevan los problemas de control de la vejiga pueden, al principio, parecer abrumadores. 

El miedo puede obstaculizar la salida de casa: miedo a los accidentes, miedo a que otros descubran su condición, o incluso miedo a lo que “podría suceder”; si se atreve a alejarse demasiado de su casa. Es fácil convertirse en un hogareño ya que puede sentirse mucho más cómodo con sus productos a mano y su rutina firmemente arraigada. 

¿Qué pasa si usted es nuevo en manejar los problemas de control de vejiga y quiere viajar? Y no hablamos de ir solo al trabajo o la tienda, sino también de un viaje de un día o incluso a un crucero.

 

Aquí le damos algunas sugerencias para salir a pasear, ya sea a un parque de diversiones o a un viaje alrededor del mundo

 

1. Planifique llevar los productos que cree que necesitará

No tiene nada de raro llevar una maleta extra, así que no se preocupe por lo que la gente “piense”. Si viaja en auto, ponga algunos extras en una caja en el maletero. 

Incluya por lo menos un 30% más de lo que anticipa usar, incluyendo sus productos habituales para la incontinencia urinaria, ropa extra, toallitas limpiadoras desechables, una crema en barra y bolsas sellables. Agregue también algunas bolsas de basura, en caso de que su ropa se moje o de que no encuentre un lugar para desecharlos fácilmente. También puede llevar un recipiente pequeño de bicarbonato de sodio para ayudar a eliminar los olores.

Si su viaje va a ser excepcionalmente largo, tal vez unas semanas o un mes, es posible que pueda adquirir productos adicionales para la incontinencia en su destino o utilizar un localizador de tiendas para asegurarse de que podrá obtener lo que necesita en el lugar al que se dirige.

 

2. Explore los baños con anticipación

 Saber qué esperar y dónde están los baños a lo largo de su ruta de viaje le puede dar sensación de seguridad.

 

3. Haga un pacto con sus compañeros de viaje

Si viaja con otras personas, está bien que confiese que tiene una “vejiga pequeña”; y acepte parar para descansar con frecuencia. Es posible que descubra que sus compañeros también aprecian no tener que “aguantar”; (No, usted no tiene que revelar los detalles de su condición de vejiga, a menos que se sienta cómodo haciéndolo.)

 

4. No se aleje demasiado de su rutina

Cuando viaja, puede ser fácil perder la noción de sus necesidades, como comer y beber a ciertas horas, hacer los ejercicios del piso pélvico o practicar otros métodos de autocuidado. Duerma lo suficiente. Mantenga la calma si se encuentra con algún problema durante el viaje. Y mantenga su horario normal tanto como sea posible.

 

5. Siempre lleve agua con usted

Para que pueda evitar las bebidas con cafeína y los refrescos que irritan la vejiga. (Si va a viajar en avión considere que por los controles de seguridad del aeropuerto, lo más probable es que tenga que comprarla una vez que haya pasado el control de seguridad.)

 

6. No tenga miedo del “ensayo/error”

Muchas personas con incontinencia urinaria no dejan que su condición les impida hacer lo que quieren. Puede que tengan que intentar diferentes maneras de manejar los aspectos prácticos, pero vale la pena el esfuerzo. Puede tomar un poco de tiempo sin tener la experiencia, ¡pero sólo aprenderá haciéndolo! Comience con un viaje de un día, luego tal vez un fin de semana y, finalmente, se sentirá cómodo viajando a lugares lejanos.

 

7. ¡Diviértase! Cuando se va de vacaciones, la idea es relajarse y alejarse de todo

Si bien es posible que no pueda “alejarse” de su problema de control de vejiga, no tiene que dejar que esto lo detenga.

 


 

Más artículos
Anterior
Siguiente
Más artículos
Anterior
7 cosas para decirle al especialista en la primera cita por incontinencia urinaria
Siguiente
Lo que usted se dice a sí mismo (sobre la incontinencia) es importante